De tocar el cielo con “El Lobo de Wall Street” a tocar la tierra de la indigencia

El Lobo de Wall Street

El bróker William «Preston» King, compañero del hombre que inspiró la película de Scorsese, vive como vagabundo en el Greenwich Village de Nueva York

El bróker William «Preston» King, amigo del “Lobo de Wall Street”, Jordan Belfort, que vivió como el otro a lo grande por sus éxitos bursátiles, ha acabado en la indigencia, según mostró “The New York Post”.

Los días de gloría pasaron para este corredor de Bolsa, que durante tres décadas estuvo al pie del cañón, ayudándose entre otras cosas de montañas de cocaína, como cuenta este medio, y que han acabado con el financiero durmiendo encima de unas cajas de pizza vacías en el Greenwich Village de Nueva York, según su familia.

La hermana de “Preston”, Kristine, cuenta que su madre vio la foto y que inmediatamente se pusieron en contacto con el periódico y con la asociación que había hecho la colección de fotos de vagabundos para sacar los colores al Ayuntamiento, en donde aparecía la foto de marras reproducida por ese medio.

“Yo quiero que sepa que su hermana le ama y quiere ayudarle y asegurarse que está bien”, dijo Kristine, que añadió: “Me gustaría ir a la final de la Tierra para protegerle y salvarle. Inquirido por “The New York Post”, Belfort no ha hecho declaraciones a este respecto.